Image Alt

Highlights

Truc de fille ou de garçon ?
(¿Cosa de niña o cosa de niño?)

¿Qué sentido tiene categorizar deseos, trabajos, sueños y estados de ánimo según seas niño o niña? Ninguno. Y este libro para primeros lectores lo demuestra.
 

Aponi y Balthazar salen a dar un paseo. Se acercan a un campo de futbol y Aponi quiere jugar, pero los demás se lo impiden porque “no es un juego para niñas”. Aponi no entiende donde está el problema ya que tiene todo lo que se necesita: dos pies, fuerza y ganas de chutar el balón. Menos mal que su hermano le da la razón. Poco después, Noé se hace daño y todos los demás se ríen de él: “¡jajá, los niños no lloran!”. Aponi no entiende esta idea ya que no tiene nada que ver con que seas niño o niña: todo el mundo tiene dos ojos, un corazón y se deja llevar por miles de emociones. Menos mal que su hermano lo entiende. Así que van a ayudar a Noe. Luego encuentran a Rita que mira al cielo y se pregunta si un día conseguirá volar. Aponi, Balthazar y Noe no tienen dudas: si eres inteligente, tienes sangre fría, determinación y no tienes vértigo ¡claro que puedes pilotar un avión! Los prejuicios son tonterías. Balthazar adora bailar, por ejemplo. ¿Qué más da si eres niño o niña? Lo que importa es tener sentido del movimiento, saber seguir el ritmo… y sobre todo: entrenarse, trabajar duro y perseverar. Lo mismo vale cuando te enamoras: ¿qué más da si naces niño o niña? En el amor todo vale, no importa si te gusta alguien del mismo sexo porque todo el mundo tiene un corazón y siente las mismas emociones. Las emociones, los sueños, los trabajos no tienen género. Los papas y las mamas pueden cuidar del mismo modo: tienen un corazón lleno de amor, dos brazos, pueden cambiar un pañal y hacer el trabajo que quieran. El papa de Malik se ocupa de la casa mientras su mama viaja por el mundo para trabajar, por ejemplo. Nine quiere ser matemática, Aponi podría ser la próxima presidenta de la república, Félix podrá coser su ropa… en fin, ¡ya ha llegado el momento de cambiar el chip!
 

Jugar al fútbol, llorar, bailar, pilotar un avión, dedicarse a las matemáticas, a la ciencia, a la política… Cualquiera puede hacerlo. No importa el sexo sino los conocimientos, la determinación, los gustos y el carácter de cada individuo.
 

El dibujo minimalista y original de Pontavice responde a este propósito: no identifica a los protagonistas con rasgos físicos sino con colores y elementos diferentes, para que así resalte la singularidad de cada uno. Todo el mundo tiene derecho a descubrir y perseguir sus deseos y aspiraciones, independientemente de haber nacido niños o niñas. El libro pertenece a una pequeña serie con otros dos títulos, uno, dedicado al acoso y al derecho a la diferencia: SEUL(S) AU MONDE ? (¿Solo(s) en el mundo?) y otro, a la protección del medioambiente: DANS QUEL MONDE VIT-ON ? (¿En qué mundo vivimos?).

 

  • Texto e ilustraciones: Clémentine du Pontavice
  • Editorial: École des Loisirs
  • Encuadernación: Softcover
  • Formato: 125 x 190
  • Páginas: 40
  • Edad: 6 años y +